Provinciales

Encuentro ecuménico para repensar la Argentina y la Provincia desde las distintas visiones

La Cámara de Diputados de la provincia de Corrientes, institución “comprometida con el fortalecimiento de la vida en democracia, de la paz y unidad social y el progreso armónico de la Provincia y la Nación”, ofreció a la ciudadanía una charla con el periodista y escritor Marcelo Laffitte, denominada “La Emergencia Moral en que vivimos los Argentinos”, donde se expuso una visión de la realidad actual.

“El objetivo es encontrarnos en espacios comunes que nos permitan recuperar valores en una democracia que se afianza entre nosotros… Vivir en democracia significa la posibilidad de construir con la pluralidad de ideas”, enfatizó el presidente de la cámara legislativa Pedro Cassani, al dar la bienvenida, al disertante que vino desde Buenos Aires y a todos los presentes.

Al recibirlos en la “casa de las leyes”, Cassani señaló que, “los países se construyen con distintos pensamientos, con distintas estrategias, pero con un mismo objetivo. Quizás lo que nos está faltando es  poder redefinir objetivos que tenemos como Nación, fundamentalmente”, opinó.

“La Legislatura –agregó- es el corazón de la democracia, sin que eso signifique el desmedro  de los otros Poderes; pero es acá donde conviven las distintas ideas,  creencias filosóficas, pensamientos. Es este el lugar del debate enriquecedor”, sostuvo.

Asistieron a la jornada, desarrollada horas antes de la sesión de tablas, además de legisladores provinciales, funcionarios del Poder Ejecutivo provincial y  municipal; referentes de las iglesias:  evangélica, católica y judía.

El padre Martin Maria Manevy Puccio de la Parroquia San Roque Montpellier de Corrientes, por citar un caso, destacó la importancia del encuentro ecuménico, en el marco de la búsqueda del bien común y el diálogo fructífero entre todos.

El pastor Miguel Angel Pujol, por su parte, agradeció el espacio cedido, y la posibilidad de compartir pensamientos sobre la realidad de nuestro país; con el referente de su iglesia.

Del mismo modo el presidente del Colegio de Abogados José Cotelo subrayó el concepto de que “es necesario comenzar el debate, de cómo salir de la crisis moral”, resaltando la iniciativa de la cámara de Diputados.

La diputada Lucía Centurión, ponderó la presencia de su par del Chaco Paola Benítez, quien consideró oportuno, que la temática sea abordada a nivel regional, y de ahí, su presencia.

Desde el municipio local, el Dr Emilio Lanari, hombre de fe y científico reconocido a nivel internacional, destacó que para “la unidad que se busca, es necesario el encuentro fraterno, y conocer cada pensamiento”.

Del mismo modo, el Dr. Carlos Casella, valoró la reunión y coincidió en la necesidad de este tipo de acontecimientos.

LA VISIÓN DEL DISERTANTE

El periodista y escritor Marcelo Laffitte, en su disertación, hizo un análisis crudo de la realidad social de Argentina.

“Nuestro país, nuestra Argentina está enferma. Tomé el título de esta charla basándome en una solicitud que elevaron al Presidente de la Nación los integrantes de una ONG. Le pidieron al presidente que declara a la Argentina en emergencia moral”, comenzó diciendo.

Comentó que “crece en nosotros el tremendo habito de naturalizar todo lo que nos pasa. Ya todo nos parece normal y nos vamos resignando los argentinos a vivir así. La noticia horrorosa de hoy tapa el espanto de la noticia de ayer”, opinó para citar que estamos en medio de una “sociedad corrupta y depravada”, comparando la actualidad con la década del 60, 70, 80 que tenía claramente marcado el bien y el mal. “Hoy todo es difuso, todo es gris. Todo es confuso”, acotó.

Entre sus frases más contundentes, citó que “hoy todo ha cambiado negativamente y cuando en una nación se resquebraja la educación, toda la sociedad comienza a temblar”.

“Estamos inmersos en una sociedad de bestias que se burlan de Dios, que se burlan de las reglas de moralidad y de todos los valores que los cristianos creemos y practicamos. Decir que tenés 20 o 30 años y que nunca fuiste infiel provoca risas, burla y sobre todo incredulidad”, ejemplificó, para concluir en que  “a pesar de toda la hostilidad el mundo aguarda la aparición en escena de los hijos de Dios, con todos sus principios para creer que no todo está perdido”, dijo.

“La sociedad se está manejando con una tabla de valores invertida, donde se exalta la perversión”, añadió luego, para instar al cambio.

Cabe remarcar que un día antes, brindó otra charla en un salón sobre calle Mendoza, de la cual participó Monseñor Andres Stanovnik, siendo la temática, en ese caso: “Cuando el pastor pierde la salud espiritual”, haciendo una autocrítica constructiva de quienes se desempeñan como tales.

Subir