Locales

SE RECORDÓ EN GOYA EL DIA DEL BOMBERO VOLUNTARIO

Con la presencia del Intendente de Goya y autoridades de la Asociación de Bomberos se hizo un acto donde se honró a los integrantes de la institución. Se destacó en la ceremonia, la abnegación y el espíritu de sacrificio de los bomberos. En especial se reconoció su accionar en la pasada emergencia ígnea.

Este jueves a la mañana se llevó a cabo un acto conmemorativo del Día de los Bomberos Voluntarios. Este acto contó con la participación del Intendente Mariano Hormaechea, el Viceintendente Pedro Cassani (Hijo); el Secretario de Gobierno, Gerónimo Torre; el Vicepresidente 2º, Jesús Mendez; el Presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios, Edgardo Scófano y otros funcionarios, concejales y directivos de la institución anfitriona.

La ceremonia se desarrolló frente al cuartel ubicado por calle 25 de mayo y 12 de Octubre.

Hubo una formación especial integrada por fuerzas de seguridad, bomberos, con la presencia de la banda de música Puerto Argentino del batallón de Ingenieros de Monte 12.

En el acto, se entonó el Himno Nacional Argentino. Luego de una invocación religiosa, hubo palabras del joven Gerardo Franco, quien realizó un homenaje al bombero, describió sus cualidades y resumió diciendo que “el bombero voluntario es un ser especial”. Finalmente, los efectivos formados adoptaron el dispositivo para el posterior desfile.

“SER ESPECIAL”

El único orador del acto fue Gerardo Franco, quien expresó: “El bombero merece ser considerado un ser especial calificación que se ha ganado por muchas razones, lleno de virtudes, aunque jamás pretende ser virtuoso, porque su condición de servidor vocacional lo lleva a brindar sin límites sus esfuerzos y sobre todo porque acude al llamado de sus semejantes sin estímulo material. Es bombero voluntario porque lo impulsa un sentimiento de solidaridad, que se arriesga a medida que enfrenta el peligro y comprende que, con su arrojo, su prestancia decidida y con su amplio sentido de la vida de los demás contribuye a llevar alivio a sus semejantes. Ciudadano simple, hombre de trabajo templado en la lucha cotidiana, se siente capaz de afrontar riesgos y peligros impredecibles porque sabe que su acción solidaria y desinteresada sirve de ejemplo, aunque nunca se proponga exhibirse como figura ejemplar”.

“Lo impulsa un profundo sentimiento humanitario, que lo vio actuar como verdadero acicate, cada vez que se escucha la sirena de alarma o cuando se abren rumbos en las calles y rutas hacia un suceso cuya dimensión ignora. Lo hace de esta manera porque considera que como bombero voluntario está moralmente obligado a ofrecer su ayuda a quien está amenazado por la adversidad. Y también porque combatir las llamas o detener cualquier evento desatado sin control está contribuyendo a salvaguardar vidas y bienes que seguramente han exigido permanentes desvelos y grandes sacrificios”, expresó.

ABNEGACIÓN, SACRIFICIO

“Servidores públicos que no preguntan quién los llama ni les importa la condición personal que requiere su esfuerzo, solo se trepan a la autobomba con ansias de prestar servicios al necesitado en la emergencia. Ayudar a la superación de peligros inesperados, resolver situaciones de inseguridad. En definitiva, poner límites a la desgracia”.

“Abnegación, sacrificio, desinterés, sintetizan el accionar de cada uno de los bomberos voluntarios que siente como ardiente mandato de su conciencia, el impulso de estas sublimes palabras”, dijo.

INCENDIOS FORESTALES

“El ejemplo de sacrificio fue reflejado durante el verano pasado. En donde miles de hectáreas fueron arrasadas por la emergencia ígnea y las altas temperaturas que azotaron a nuestra región. Son estos hombres los que hoy aquí formados hicieron posible la extinción, prevención y control del fuego en una tarea ardua y calificada, que demanda una alta exigencia física y mental. Son estos hombres y mujeres la primera línea al momento de proteger a la ciudad. Son los primeros en llegar y los últimos en irse, no olvidando y teniendo presentes a nuestros hermanos de otras provincias, como así a la sociedad en general y a las distintas instituciones que han llegado a este cuartel las diferentes donaciones por diferentes medios, denotando con ello el espíritu de camaradería. Por todo esto, el bombero voluntario es un ser especial”, expresó Gerardo Franco.

Subir