Internacionales

Justicia social sanitaria: las claves de la fórmula por vacunas “universales y libres”

Fernando Brun, coordinador de Relaciones Exteriores del Consejo Económico y Social (CES), dialogó con Télam acerca del concepto que tiende a convertirse en eje estratégico para superar la pandemia en términos globales. 

La idea de “justicia social sanitaria”, una de las consignas incorporadas por el Gobierno nacional durante la pandemia, implica que las vacunas contra el coronavirus y otras enfermedades sean “universales y de libre disponibilidad”. Así lo expresó el coordinador de Relaciones Exteriores del Consejo Económico y Social (CES), Fernando Brun, quien advirtió a suvez sobre la necesidad de integrar el desarrollo científico local a la región y el mundo.

Brun, quien junto a Cristian Asinelli lleva adelante las negociaciones por fondos de emergencia con organismos internacionales, hizo especial hincapié en el trabajo coordinado entre el sector público y privado del país para atender las demandas derivadas de la segunda ola, a pesar de que, según indicó en una entrevista con Télam, “muchos medios buscan crear un contrapunto” entre ambos.

El funcionario fue uno de los asistentes del Foro Internacional “Geopolítica de las vacunas. Hacia una estrategia argentina de desarrollo y producción”, organizado por el CES esta semana en la Casa Rosada, que fue clausurado por el presidente Alberto Fernández.

En ese encuentro, el titular del CES, Gustavo Béliz, apeló al concepto de “justicia social sanitaria” que, tal como subrayó Brun, implica que las vacunas sean “universales y de libre disponibilidad de desarrollo”.

“La atención que el Estado ha dado desde el inicio de la pandemia es de emergencia, pero no podemos quedarnos en eso”, sostuvo el funcionario y razonó que el sector público “tiene que llegar del primero al último de los argentinos, empezando por los de mayor vulnerabilidad”.

Brun remarcó el “trabajo en conjunto” de los actores del sector público y privado que asistieron al foro el último martes y que se mostraron “enfocados en la atención de la emergencia y el fortalecimiento de las capacidades futuras del país con la visión puesta en la salud”.

“Cada una de las capacidades públicas y privadas están puestas al servicio de medicamentos y tratamiento para la Covid, donde el Estado apoya no sólo con fondos sino con gestiones diplomáticas para maximizar cooperación, contactos e intercambios”, subrayó el funcionario del CES, al resaltar el impulso de una “política proactiva con el sector privado con una visión común”.

Consultado por esta agencia respecto del reclamo global por la liberación de patentes, Brun recordó que “en octubre del 2020, cuando India, Sudáfrica y otros países como Argentina solicitaron esa dispensa ante un organismo internacional como la Organización Mundial del Comercio (OMC), parecía una utopía”.

El funcionario del CES abogó por que “se concedan licencias a todas las capacidades de producción de vacunas que existan a nivel global, incluyendo aquellas que existen en los países en desarrollo, para alcanzar una distribución eficaz y equitativa que llegue al último rincón del planeta”.

“Los propios españoles reconocieron el liderazgo argentino cuando el Presidente, en una de las primeras reuniones que organizó el G20 el año pasado, dijo que las vacunas tienen que ser un bien global”, acotó.

El coordinador de Relaciones Exteriores del CES puntualizó que, a nivel regional, México, Brasil y Argentina son los países que “tienen la industria farmacéutica, biotecnológica y la inversión para desarrollar una vacuna”, contra el Covi-19, sin contar Canadá y Estados Unidos.

Soberanía sanitaria
En cuanto al concepto de “soberanía sanitaria” expresado por el Presidente durante el foro, el funcionario señaló que “implica pensar en una interdependencia y una cooperación que permita desarrollar todas las capacidades para para reforzar el sistema sanitario a nivel regional y global, pero siempre empezando desde casa”.

Respecto de qué podemos esperar después de la pandemia, Brun planteó: “Veníamos de un mundo desigual donde ninguna de las variables indicaban que estábamos yendo a lo que la ONU llama ‘objetivos de desarrollo sostenible’. No sé cómo va a ser el mundo del futuro”

“Lo que nos proponemos desde que el Presidente nos pidió una mirada constructiva a este cataclismo sanitario global es reconstruirnos mejor, como sociedad argentina, dentro de la sociedad regional y a nivel internacional. Eso implica muchos debates y todos interconectados: desde el cambio climático a la arquitectura financiera internacional” cerró Brun.

Subir