Locales

“En plena pandemia, ponen en riesgo la salud de los goyanos que tanto necesitan de una mejor calidad en la atención”

El bloque de concejales del Frente de Todos de Goya expresó este viernes su preocupación porque las peleas internas de la UCR en la alianza ECO agravan la crisis de la salud pública que se registra desde hace mucho tiempo en el hospital regional de la ciudad. “En plena pandemia, ponen en riesgo la salud de los goyanos que tanto necesitan de una mejor calidad en la atención”, dijo el presidente del bloque, Pablo Ibáñez.



Los concejales peronistas salieron a fijar posición porque los vecinos goyanos están siendo perjudicados por las peleas entre radicales que llevaron a que el Gobierno provincial le pidiera la renuncia a Raúl Martínez como director del Hospital Regional, uno de los más importantes por el volumen de pacientes de esta zona de la provincia que deben ser atendidos todos los días.

“Observamos que la gente se queja cada vez más por diferentes problemas que el personal del hospital tiene que padecer y ahora esta pelea entre radicales pone en riesgo todavía más la salud por la incertidumbre que genera”, expresó el presidente del bloque de concejales del Frente de Todos, Pablo Ibáñez. “La pelea política de los radicales nos perjudica a los goyanos”, agregó.


“La interna radical está entre los que responden al gobernador Gustavo Valdés y los que siguen a Ricardo Colombi, en una pelea que perjudica a instituciones importantes como nuestro hospital regional”, afirmó Ibáñez.

El concejal peronista también expresó la preocupación del bloque por las versiones periodísticas que indican que la pelea radical también genera crisis en el Instituto Provincial del Trabajo y la Unidad Regional de la Policía provincial en Goya. “No sabemos hasta dónde quieren llegar y lo cierto es que, en este panorama de crisis, el intendente Ignacio Osella tiene miedo de perder con su línea en las próximas elecciones municipales”, agregó el concejal.

Ibáñez también afirmó que “el Frente de Todos está preparado para que el peronismo vuelva a gobernar Goya para trabajar fuerte con políticas públicas que mejoren la vida de la gente”.

El contexto goyano en pandemia es más preocupante todavía por la interna radical: Raúl Martínez quedó enfrentado al Gobierno de Gustavo Valdés y debió presentar su renuncia al hospital cuando se lanzó como candidato a intendente por el sector que responde a Ricardo Colombi. Por alineamiento con Colombi, también el Gobierno provincial obligó a Geraldine Calvi a renunciar como titular del Instituto de Previsión Social (IPS). En la renuncia de Calvi, influyó la decisión del intendente Ignacio Osella, quien eligió a dedo a su candidato a Intendente que es Horacio Hormaechea. El mismo futuro podrían tener autoridades del IPT y de la Unidad Regional de la Policía, según las versiones que circulan.

Subir