Nacionales

“La obra pública será prioritaria, sin favoritismos ni exclusiones”, dijo Fernández

“Al inicio de nuestra gestión encontramos el 70% de las obras paralizadas; reactivamos 270 obras públicas sin favoritismo ni exclusiones, porque creemos en la Argentina unida”, destacó el Presidente.

El presidente Alberto Fernández sostuvo este lunes que la obra pública ha sido prioritaria y lo será más aún en 2021, al tiempo que resaltó que lo será “sin favoritismos ni exclusiones”.

“Al inicio de nuestra gestión encontramos el 70% de las obras paralizadas; reactivamos 270 obras públicas sin favoritismo ni exclusiones, porque creemos en la Argentina unida”, dijo el mandatario al dar su mensaje ante la Asamblea Legislativa.

Fernández resaltó que “hoy tenemos más de 1.000 obras en ejecución en las 24 jurisdicciones y llevamos el plan Argentina hace a cada rincón del país con el que alcanzaremos 2.300 municipios con obras de ejecución rápida y mano de obra local”.

Entre las obras en ejecución, mencionó viales, hídricas, de agua potable y saneamiento, infraestructura social, patrimonial, sanitarias y de seguridad, y destacó que “pueden observarse y controlarse en la web porque llevamos adelante una gestión de cara a la gente y abierta a la participación ciudadana”.

En otro orden, recordó el plan de modernización del transporte ferroviario y resaltó que “el ferrocarril es una herramienta extraordinaria para acercar comunidades”.

“Hemos impulsado acuerdos internacionales con un financiamiento de US$ 4.695 millones destinados a la reactivación de las líneas de carga Belgrano, San Martín, y Tren NorPatagónico, que generará 28.500 puestos de trabajo distribuidos en 14 provincias”, manifestó en ese sentido.

“Que cada familia tenga un techo sigue siendo un objetivo a cumplir; por eso lanzamos el plan ‘Casa propia Construir futuro’, cuya finalidad es alcanzar a fin de 2023 unas 264.000 soluciones habitacionales en todo el territorio nacional”

Por otra parte, y tras considerar que el tiempo personal de los argentinos es un patrimonio a defender, indicó que para mejorar la infraestructura del transporte y reducir la espera de los pasajeros, el plan contempla “la construcción, refacción, o ampliación de decenas de terminales de ómnibus en 17 provincias, también incluye obras en 37 aeropuertos de las 24 jurisdicciones que conforman la Argentina”.

En el caso del transporte fluvial, remarcó la creación del Consejo Federal de la Hidrovía y adelantó la institución de una agencia nacional en la que estén representadas todas las provincias del litoral para participar del proceso licitatorio y controlar el cumplimiento de las obligaciones del nuevo concesionario de la hidrovía Paraná-Paraguay.

Con relación a la vivienda, enfatizó: “Que cada familia tenga un techo sigue siendo un objetivo a cumplir; por eso lanzamos el plan ‘Casa propia Construir futuro’, cuya finalidad es alcanzar a fin de 2023 unas 264.000 soluciones habitacionales en todo el territorio nacional”.

“La vivienda construida por el Estado es básicamente un acto de reparación y justicia social, no sólo por su calidad constructiva sino que también, a través de cuotas accesibles en el marco de un sistema solidario, garantice el recupero de la inversión estatal a la vez que genere un fondo que lo haga sustentable”, afirmó.

Como parte del plan de desarrollo federal, mencionó diez iniciativas: entre ellas, la extensión universal de la conectividad digital; la promoción de la inversión privada; las obras que faciliten la salida de la producción argentina a través de puertos chilenos sobre el océano pacífico, en particular las vinculadas con el corredor bioceánico NOA-Centro; la actualización del acuerdo federal minero; la solución de los problemas de infraestructura y regulatorios que impiden la explotación de tierras aptas para el cultivo en zonas distintas del país; la extensión de la red de gas natural en zonas del Norte y del sur; el impulso a la extracción y transporte de los recursos hidrocarburíferos del yacimiento Vaca Muerta; la continuidad del Plan Gas; el desarrollo de fuentes de energía hídrica, eólica y solar; y el impulso a la construcción de puertos fluviales y marítimos.

Para esto, concluyó, “es imperioso que la obra pública tome un impulso que los años previos no tuvo; la inversión pública se redujo desde el 2,7% del PBI en 2015 al 1,1% en 2019, en 2020 comenzó una recuperación que en 2021 alcanzará el 2,2%”.

Subir